jueves, 10 de agosto de 2017

REPTILIAN, ESTRELLA LEVANTE Y LEYENDAS DEL ROCK. REFLEXIONES

Con casi 20.000 asistentes, el Festival LEYENDAS DEL ROCK de Villena (Alicante) es uno de los acontecimientos referentes de cada verano, creciendo a base de buen hacer, poco a poco, hasta llegar a este punto en el que es una cita ineludible para mí.



En mi caso, preparo esta edición con mucha ilusión, leyendo a diario las novedades que van colgando en la página de Facebook, con horarios, bandas, productos y servicios disponibles, etc. De esta manera he podido saber que en las barras de dentro se servirá vino de una bodega de Villena, LAS VIRTUDES. También habrá hidromiel, en este caso VALHALLA. Además, sustituyendo al Jagermeister de otros años, en este se servirá un licor herbero de esta zona alicantina. Todo esto en una muy acertada decisión de servir productos de calidad y moviendo el producto local en una oportunidad de este calibre, con tanta gente de la Comunidad Valenciana y de otras partes del país e incluso del extranjero.

Por el contrario, la cerveza ha pasado de la Budweiser del año pasado a la Estrella Levante que se servirá en este. No se cuál es peor. Y cabe preguntarse: ¿Qué hay para los que buscamos calidad en la cerveza? Los amantes del vino y otros licores estarán bien servidos pero los cerveceros, que somos muchos, se nos relega a una cerveza industrial.



Pues bien, finalmente REPTILIAN estará presente en el Festival con su PILS OF THE DOG, elaborada como tributo a TANKARD, banda alemana que estará tocando en esta edición. Mi sorpresa fue descubrir que no estarán dentro sino que se venderán las botellas en un mercadillo y en una carpa situada en la acampada, es decir, nunca dentro del Festival, donde la única opción es la Estrella Levante.
Mismo destino tendrán las botellas de la británica ROBINSON´S BREWERY, una clásica inglesa que elaboró THE TROOPER junto a Bruce Dickinson y de la que ya hablamos aquí.



El grupo Damm tiene un contrato de exclusividad con el Festival a cambio de patrocinio, con lo cual deja fuera a cualquier competencia. De esta forma, esta gran empresa aprovecha su poder económico para no dejar que una pequeña empresa cervecera levante cabeza. ¿Por qué no podrían venderse las dos? Que REPTILIAN lleve sus barriles de PILS OF THE DOG y puedan servirse dentro, y el consumidor ya elegirá. ¿Tan poco confían en su producto que necesitan un contrato de exclusividad?



La cerveza artesana en España representa un 0,1% del total, y aún así se siguen haciendo prácticas por parte de las grandes empresas para que ese porcentaje no crezca lo más mínimo. Si bien es legal, está fuera de toda ética.

El producto que trata una cervecera tipo REPTILIAN suele ser de bastante calidad, por ejemplo lúpulos más caros, no meten cereales baratos como maíz o arroz, etc. cosa que no pueden decir algunas industriales, con lo cual su coste de producción es mayor y no pueden llegar a los bajísimos costes de las grandes, que aprovechan ese ahorro para precisamente echar a un lado a estas pequeñas cerveceras. Y así el proceso sigue.

Aquí ya hemos hablado de esta marca, REPTILIAN, en otras ocasiones.

No obstante, hay que ver todas las aristas del asunto y soy consciente de que la publicidad que puede pagar Damm al Festival permite traer a bandas de tanto nivel a este pequeño rincón alicantino. ¿Qué es lo preferible? Abogo por una libertad a la hora de vender y dar la oportunidad a pequeñas empresas de estar en este tipo de eventos. Muy bien por el festival por traer vino de la zona, hidromiel, herbero... espero que la cerveza tenga el tratamiento que se merece en futuras ediciones.

El resto de servicios del Festival los veo sobresalientes. Nivel de grupos, comunicación previa, puntualidad de horarios, zonas de descanso, una aplicación móvil, cuatros de baño VIP, variedad de puestos de comida, un ambiente muy familiar (nunca he visto tantos niños y carros en un Festival), zona con monitores cualificados, stand de firmas, actividades como el taller vikingo, el que permitan entrar comida y agua de fuera, conciertos acústicos en la plaza de Villena integrando al pueblo en el evento... Solo queda recomendarlo a todo amante de la música, y a disfrutarlo tomando lo que se pueda. En ese sentido, habrá que ver cómo está la hidromiel... Las botellitas de PILS OF THE DOG las dejaré para el hotel.